¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • El Detractor : Be Witness / Sé testigo: Jaime Maussán (12)


    29/04/2015

    Be Witness or Be Deceived. Otra más de Maussan.

    Por Jesús Gerardo Rodríguez Flores
    Publicado originalmente en su blog MegaCosmos. Tu guía al Universo


    Todos los aficionados al fenómeno OVNI recordaran que uno de los eventos que se ha convertido en un ícono de la fenomenología platillista es la creencia de que una nave alienígena se estrelló en Roswell, Nuevo México en algún momento de la década de los cuarentas. La historia que ha tomado tintes de leyenda – a falta de información contundente que la avale – indica que los militares norteamericanos localizaron los restos de una nave alienígena, incluidos los cuerpos de algunos de sus tripulantes y trasladaron todo en el mayor de los sigilos hasta la base Wright Patterson de Dayton, Ohio. Durante décadas se han escrito miles de artículos sobre esta historia, incluso aparecen presuntos testigos de aquella época que aseguran haber visto a la nave alienígena averiada, incluso a sus tripulantes. Sin embargo nunca ha podido aportarse ninguna prueba contundente que nos garantice que ello realmente ocurrió. Aún así, eso no ha sido impedimento para que todo el poblado de Roswell viva en la actualidad del turismo de miles o millones de aficionados platillistas que viajan a dicha población a conocer más sobre esta historia, y de paso dejar una buena cantidad de dólares en el museo ufológico de Roswell o en los negocios llenos de souvenirs del presunto estrellamiento alienígena. En ocasiones anteriores se han presentado eventos que tratan de reposicionar la historia del estrellamiento de Roswell con presuntas evidencias como han sido la aparición de documentos presuntamente secretos de la Fuerza Aérea donde se describe la nave alienígena y sus tripulantes. O más recientemente en el tiempo el hallazgo de un video donde se mostraba la autopsia de un extraterrestre. En ambos casos todo resultó ser un fraude. Por un lado, los documentos nunca pudieron avalar su autenticidad ni su antigüedad, y por otro lado la autopsia extraterrestre fue también descalificada por su propio artífice, el Señor Ray Santilli, quien confesó que la filmación era un simple montaje. A pesar de ello, el fandom platillista siempre se ha querido absolver al presunto incidente de Roswell de cualquier iniciativa fraudulenta. Ello en espera que, en algún momento, surja a la luz la información definitiva sobre este caso. Y es aquí donde aparece Jaime Maussan, quien en conjunto con otros investigadores de los ovnis tales como Don Schmitt, Tom Carey y Anthony Bragalia han creado un autodenominado “Dream Team” (o “equipo de ensueño”) que tienen pensado mostrar de manera exclusiva el 5 de mayo los resultados de su investigación que aseguran aportara evidencia contundente del incidente Roswell y de la existencia de cadáveres extraterrestres rescatados en el sitio en 1947.


    Según su crónica, se han descubierto dos diapositivas tomadas en algún momento de la década de los cuarentas que muestran de manera contundente el cadáver de un extraterrestre, vinculado al percance de Roswell. La imágenes fueron localizadas en el año 1998 en una casa de Sedona (Arizona), que fue propiedad de un prospero matrimonio formado por Bernerd Ray y Hilda Blair. Este matrimonio no tuvo hijos y gracias a sus prosperas carreras profesionales pudieron darse una vida holgada y viajar por todo el mundo, captando con su cámara una amplia variedad de imágenes. En la casa antes mencionada se encontró una caja con 400 diapositivas, pero fue hasta el año 2008 cuando la nueva propietaria descubrió la existencia de dos imágenes, presuntamente ocultas y que afloraron de manea casual, que mostraban un extraño cuerpo. El cuerpo de un alienígena, según los investigadores. Y para más atrevimiento y menos sustento, el de uno de los alienígenas muertos en Roswell.

                                                                      Hilda Blair

    Vincular al matrimonio de Hilda Blair y Bernerd Ray con Roswell ha resultado muy forzado. ¿Cómo podía ser posible que éste matrimonio tuviera acceso a las presuntas instalaciones y tomar fotos del cadáver de un alienígena? Según la hipótesis del ufólogo Anthony Bragalia, Bernerd Ray era un geólogo destacado en Nuevo México y pudo haber estado vinculado con el asunto de Roswell.

                                                                    Bernerd Ray

    Para terminar de divagar más sobre las razones, también se quiere argumentar que Hilda Blair era una destacada abogada que bien pudo trabajar para los servicios de inteligencia de la época. ¿Pero eso daba razones de peso para que cualquiera de ellos pudiera acceder a instalaciones restringidas con su cámara de viajes y captar imágenes de los cuerpos de extraterrestres, presuntamente custodiados? No falta quien plantea con razón que, de tener acceso a tan privilegiado suceso. Cualquiera hubiera captado toda una serie de diapositivas, y no solamente dos como preliminarmente parece que hizo el matrimonio Ray. Sin embargo los otros dos investigadores, Tom Carey y Don Schmitt, aseguran haber mostrado las diapositivas a un exmilitar de 91 años que, durante muchos años a asegurado haber observado los cuerpos de los aliens cuando estuvo destinado a la base de Roswell en 1947. Según Carey y Schmitt, el exmilitar a asegurado que el ser que aparece en las diapositivas coincide con los extraterrestres que se recuperaron en el desierto a mediados del siglo XX. Ese testimonio personal, es lo único sobre el cual se apoya el caso. Con las dos diapositivas, guardadas celosamente para no develarlas al publico antes de lo planeado por el “Dream Team”, Jaime Maussan ha tomado la determinación que las revelaciones del caso y las imágenes de las dos diapositivas no van a ser divulgadas en su programa de televisión “Tercer Milenio”. No. Ha decidido postergar por casi cinco meses la publicación de la información y hacerlo de manera espectacular en una presentación con cobertura mundial y público con boleto pagado en el Auditorio Nacional el próximo 5 de mayo de 2015. ¿Por qué? Tal vez no deberíamos olvidar que Maussan no es realmente un investigador del fenómeno ovni. En realidad es un “showman” (hombre espectáculo) que nos tiene acostumbrados a revelar sus investigaciones en espectáculos de audiencia masiva y giras por todo el país. Lo mismo hizo anteriormente en otros casos platillistas fallidos como fue el alienígena del congelador de Jonathan Reed, o el extraterrestre de Metepec. Ambos casos auténticos fraudes que llenaron auditorios y teatros tanto en México como Estados Unidos. El primero resulto ser un timador cuyo nombre real era John Rutter cuya ambición terminó colmando la paciencia de Maussan. Por el lado del alien de Metepec, resulto no ser el diminuto cadáver de un extraterrestre, sino el cuerpo de un mono titi manipulado por un experto taxidermista. Para el caso de su nuevo espectáculo “Be Witness” (Se testigo, en español), la sede será el Auditorio Nacional de la ciudad de México, con una capacidad de 10 mil personas y con boletos que, según Ticketmaster, van de los $360 a $1570 pesos (unos 24 a 105 dólares). Adicionalmente quienes deseen presenciarlo por internet deberán pagar 15 dólares ($225 pesos mexicanos aproximadamente) para poder recibir la señal de video en demanda. Gran negocio ¿verdad?


    Todo parecía ir viento en popa para Maussan y su “Dream Team”. Habían realizado sus conferencias de prensa para calentar la expectativa del público, pero de repente un pequeño detalle ha puesto en entre dicho la reputación del espectáculo. Una de las diapositivas se filtró, pues al hacer una presentación del evento el 4 de febrero pasado, mostraron un video donde se observaba una imagen fugaz de un analista observando la diapositiva mediante una lente de aumento. La imagen fue captada durante la rueda de prensa de Jaime Maussan y posteriormente ampliada hasta el punto de mostrar el presunto cadáver de un alienígena. Para el 8 de febrero, algunos investigadores pusieron la imagen filtrada a disposición del púbico con lo cual todo internet se dio a la tarea de buscar el origen de la imagen.

                                                            La diapositiva filtrada

    Finalmente un grupo de investigadores españoles al parecer han logrado dar con el origen de la diapositiva. Lejos de ser el cuerpo de un extraterrestre accidentado en Roswell, parece ser que lo que la diapositiva muestra es la momia de un infante que padece de hidrocefalia, razón por la cual presenta un abultado cráneo. Cabe mencionar que entre esas 400 diapositivas del matrimonio Ray Blair existen varias tomadas en museos, por lo cual no parecería raro que las dos diapositivas hayan sido tomadas en iguales circunstancias. A varios investigadores les había llamado mucho la atención que el presunto cadáver del extraterrestre parecía reposar en una especie de vitrina, incluso se apreciaba que a sus pies existía una especie de placa con alguna inscripción que no resultaba legible. Según las indagaciones publicadas por el investigador español José Antonio Caravaca, la filtración de la imagen a causado gran malestar en el equipo de Maussan. Aunque en una actitud más que consabida, Jaime Maussan se mantiene en su postura de que es un alienígena lo que muestran las imágenes. Sin embargo esta revelación de que el alienígena pueda ser una momia captada en algún museo de los Estados Unidos en la década de los cuarentas está provocando una desbandada en investigadores ovni que iban a venir a México a apoyar la presentación de “Be Witness”. El principal investigador que acompañaría a Maussan y su Dream Team, el célebre Stanton Friedman ha renunciado públicamente a participar en el evento de Maussan. Sus razones son descritas en el portal UFO Chronicles del pasado 29 de marzo: “No pude encontrar ninguna información convincente de que exista alguna relación entre las diapositivas y Roswell. (…) yo no quiero que parezca que se añade legitimidad al asunto con mi presencia en Ciudad de México, a falta de pruebas serias de que las diapositivas son, lo que se alegaron que son. La ausencia de evidencia, no es evidencia de ausencia, pero ya tengo una larga lista de casos dudosos…”. Por si fuera poco dicho portal, UFO Chronicles, ha abierto una nueva sección denominada “The Roswell Slides Fiasco”. El título creo no requiere más comentario.

    Blog del investigador Jose Antonio Caravaca.

    http://caravaca.blogspot.mx/