¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

Los expedientes Occam (281)

L
Visitar página web/blogCastellano290 entradas

Los expedientes Occam es una página web/blog en castellano que ha publicado 290 entradas, siendo la última del día 11/02/2016.

La ciencia es asunto de todos.

Los expedientes Occam : La marquesa que preguntaba [fuente]


18/04/2015

Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil, marquesa de Châtelet
(Imagen D.P. de pintor anónimo vía Wikimedia Commons)Libre, fuerte, independiente, apasionada, rebelde, extremadamente inteligente y llena de preguntas. Es un resumen, si bien insuficiente, al menos básico para conocer a Emilie du Châtelet, una de las figuras relevantes de la Ilustración francesa: matemática, física, filósofa, lingüista y feminista.

Vista con una mirada simplemente frívola, lo más destacado de su vida fue una serie de aventuras amorosas que disfrutó con la complacencia o al menos la simulada ignorancia de su marido. Los años que fue amante de Voltaire bastarían para darle un lugar en la historia de esos años en los que el pensamiento se iba liberando de antiguas ataduras. Pero ella misma se rebeló contra esa fácil visión cuando le escribió a Federico el Grande de Prusia: “Juzgadme por mis propios méritos, o por la falta de ellos, pero no me veáis como un simple apéndice de este gran general o ese gran sabio, esta estrella que brilla en la corte de Francia o ese autor famoso. Soy, por mi propio derecho, una persona completa, responsable sólo ante mí por todo lo que soy, todo lo que digo, todo lo que hago”.

El camino que llevó a esa postura comenzó con el nacimiento de la hija del Barón de Breteuil el 17 de diciembre de 1706, en medio de la turbulencia de la revolución científica y, con ella, del pensamiento ilustrado. Su nombre completo fue Émilie le Tonnelier de Breteuil. El barón, su padre, que ocupó un puesto en la corte de Luis XIV, observó que su hija era extremadamente inquieta, interesada en cuanto le rodeaba y una fuente incesante de preguntas. La educó e[...]

Los expedientes Occam : Bach por números [fuente]


28/02/2015

Johann Sebastian Bach sentado al órgano. Grabado inglés de 1725.
(Imagen D.P. del Museo Británico, vía Wikimedia Commons)El apellido Bach tiene una expresión musical.

En el sistema alemán de entonces, las notas se representaban mediante letras, como se sigue haciendo en los países anglosajones. Así, la letra B representaba el si bemol, la A representaba el la, la C representaba el do y la H correspondía al si. Y si hacemos sonar las notas “si bemol, la, do, si”, estamos expresando el apellido Bach en una pequeña melodía.

Por supuesto, Johann Sebastian Bach, así como sus hijos (cuatro de los cuales tuvieron distinguidas carreras como músicos) estaban conscientes de esa relación, y el tema, hoy conocido como “motivo Bach” fue utilizado en numerosas ocasiones por el compositor, como en el segundo Concierto de Brandenburgo, en las Variaciones Canónicas para órgano y en el contrapunto inconcluso del Arte de la Fuga.

De hecho, uno de sus hijos solía contar que la muerte del compositor se produjo precisamente cuando escribió esas notas en el pentagrama, historia apasionante pero improbable. Como fuera, los hijos de Bach también usaron ese criptograma musical en numerosas ocasiones, y después fue retomado por los admiradores del compositor en literalmente cientos de piezas, algunos tan conocidos como Robert Schumann, Franz Liszt o Arnold Schoenberg.

Además, según un sistema numerológico místico que le da a las letras un número de acuerdo a su posición en el alfabeto, las letras del apellido “Bach” tienen el valor “14” (2+1+3+8), y las supersticiones también le atribuían un gran valor al inverso de ese número, en este caso “41”. Bach, como hombre de su tiempo, estaba muy consciente de ello, como lo estaba del simbolismo de los números en términos de la[...]

Los expedientes Occam : Schrödinger y su omnipresente gato [fuente]


07/02/2015

Pocas metáforas científicas están más difundidas que el “gato de Schrödinger” que, nos dicen, no está ni vivo ni muerto. Pero, ¿qué significa realmente?

Erwin Schrödinger, físico.
(Imagen de Robertson, copyright de la Smithsonian Institution,
via Wikimedia Commons)A principios del siglo XX, la idea que teníamos de la física era muy incompleta. No se conocían los protones, la estructura del átomo era sujeto de especulación y muchos aspectos apenas empezaban a estudiarse.

Esto representó una explosión del conocimiento en la física que, entre otras cosas, vino a confirmar que nuestro sentido común no es buena herramienta para entender la realidad. Por sentido común podemos pensar, que los cielos giran alrededor de nuestro planeta, sin importar las pruebas de Copérnico, Kepler y Galileo. La ciencia a veces exige rechazar lo que sugiere nuestra intuición.

Así, en la revolución del siglo XX supimos que el tiempo no es constante, sino variable, que el movimiento no es absoluto, sino relativo, que la única constante universal es la velocidad de la luz... conclusiones de la teoría de la relatividad de Einstein para explicar el mundo macroscópico. Pero Einstein viajó también al mundo subatómico donde nuestra intuición es, si posible, aún más inútil.

En 1900, el físico Max Planck había postulado que la radiación (las ondas de radio, la luz visible, los rayos X, todas las formas que adopta el espectro electromagnético) no ocurría en un flujo continuo, sino que se emitía en paquetes, uno tras otro, como los vagones de un tren. Llamó a estos paquetes de energía “cuantos”. Cinco años después, Einstein desarrolló las ideas de Planck y propuso la existencia de un “cuanto” de luz, el fotón, su unidad menor e indiv[...]

Los expedientes Occam : Café, té y chocolate [fuente]


31/01/2015

En el siglo XVII confluyeron en Europa, procedentes de Asia, África y América, tres bebidas estimulantes, calientes y reconfortantes que hoy siguen dominando nuestras culturas.

Tratado novedoso y curioso del café, el té y
el chocolate de Philippe Sylvestre Dufour
(Imagen D.P. via Wikimedia Commons)Los seres humanos tenemos una relación muy estrecha con nuestras bebidas reconfortantes, las que servimos calientes y nos dan, paradójicamente, tanto una sensación de tranquilidad y relajación como un efecto estimulante. Aunque hay muchas de estas bebidas, como el mate suramericano, la kombucha, el té tuareg de menta y una cantidad prácticamente inagotable de infusiones diversas con creativas mezclas de distintas plantas, flores, frutos y hojas, las que predominan son el café, el té y el chocolate.

La más antigua de estas bebidas, o al menos de la que hay registros más tempranos es el té, que fue descubierto en la provincia de Yunán, en China, hacia el año 1000 antes de la Era Común y fue utilizado con propósitos medicinales durante 1600 años hasta que, hacia el año 618 de la Era Común empezó a popularizarse en China como bebida reconfortante y disfrutada por su sabor. Un siglo después llegó a Japón donde se naturalizó y se hizo parte de la cultura nipona, y tendrían que pasar otros mil años para que llegara a Europa, donde adquirió pasaporte británico gracias al rey Carlos II y su matrimonio con la portuguesa Catalina de Braganza, que llevó consigo el té a la corte inglesa a fines del siglo XVII.

Todo el té es una infusión de la planta cuyo nombre científico es Camellia sinensis, un arbusto nativo de Asia. Las distintas variedades dependen no de plantas diversas, sino del tratamiento que se le imparte a las hojas antes de preparar la infusión[...]

Los expedientes Occam : Pasado y futuro del elefante [fuente]


24/01/2015

El mayor animal terrestre tiene una larga historia evolutiva, y aunquesu supervivencia es aún incierta, hay señales de recuperación.

Elefante africano (Fotografía CC de Bernard Dupont, via Wikimedia
Commons)La mayoría de nosotros conoce sólo dos especies de elefantes: el africano, reconocible por sus grandes orejas y lomo cóncavo, y el asiático, un poco más pequeño, de orejas más pequeñas y lomo convexo. Pero hay otra especie en África, el elefante del bosque, por lo que el más común y mayor se conoce ahora como “elefante de la sabana”. Para complicar más el panorama, la especie de la sabana está formada por al menos dos subespecies, mientras que el elefante asiático tiene hasta siete subespecies distintas. Y esto sin considerar la larga lista de sus antecesores, ya extintos, algunos bien reconocibles como el mamut lanudo o el mastodonte.

La línea evolutiva del elefante se remonta a 60 millones de años. Contrario a lo que presenta la fantasía, sus antecesores no convivieron con los dinosaurios. Todos los mamíferos de la época de los dinosaurios, los ancestros de todos los mamíferos que conocemos hoy, incluidos nosotros, eran pequeños, del tamaño de ratones, y correteaban por un mundo dominado por los grandes saurios.

Pero esos pequeños mamíferos consiguieron sobrevivir al evento que hace 65 millones de años ocasionó la extinción de los dinosaurios (dejando sólo como testimonio de su estirpe a las aves de hoy en día) y se encontraron con todo un medio ambiente lleno de nichos ecológicos desocupados. La evolución permitió que surgieran especies para ocuparlos todos, desde el mundo subterráneo de los topos hasta la tundra helada, desde los océanos hasta el desierto, desde la selva lluviosa hasta la sabana.
<[...]

Los expedientes Occam : La imagen en movimiento [fuente]


17/01/2015

Una gran parte de nuestro entretenimiento e información vienen hoy en día en la forma de cine y vídeo. Dos medios que hace poco más de un siglo no eran más que el sueño de unos pocos.

William Henry Fitton, creador del
taumatropo y pionero del cine.
(Imagen CC vía Wikimedia Commons)El cine nació en 1825. O al menos la primera ilusión óptica que hace que veamos movimiento a partir de imágenes fijas. Fue cuando el irlandés William Henry Fitton creó el "taumatropo" o rotoscopio, un disco con dos imágenes en sus dos caras que al ser girado con dos hilos en puntos opuestos de sus bordes dan la impresión de que ambas imágenes están juntas. El ejemplo clásico, que seguramente todos conocemos, tiene en un lado un pájaro y en el otro una jaula, y al girar el disco vemos al pájaro dentro de la jaula.

Es posible que los primeros intentos de representar el movimiento estén en algunas pinturas rupestres donde los animales parecen tener más patas de las normales, acaso la representación de su movimiento. Nunca lo sabremos. Sí sabemos quehay un vaso de cerámica de Irán que data de hace unos cinco mil años y que lleva cinco dibujos que, como fotogramas de una película, muestran momentos del salto de un antílope sobre unas plantas.

El camino hacia el cine siguió con una serie de inventos que mejoraban su capacidad de crear la ilusión al tiempo que adquirían nombres cada vez más enrevesados, como el fenakitoscopio del belga Joseph Plateau, de 1832, con dos discos que giraban sobre un mismo eje, uno con dibujos y el otro con ranuras. Al ver los dibujos en un espejo a través de las ranuras, parecían moverse. Dos años después nació el “daedalum” o “zoetropo” del matemático, William George Horner.

Es claro que, estando la fotografía en sus primeras etapas, lo[...]

Los expedientes Occam : La lucha contra pelagra, entre el dogma y el prejuicio [fuente]


10/01/2015

La teoría de los gérmenes explicaba mucho, pero no lo explicaba todo. Demostrarlo fue la tarea de la vida de Joseph Goldberger.

El doctor Joseph Goldberger
(Imagen CC de los Centers for
Disease Control [PHIL #8164]
vía Wikimedia Commons)Louis Pasteur y Robert Koch desarrollaron a mediados del siglo XIX las bases de la medicina científica al postular y demostrar la “teoría de los gérmenes”, es decir, que las enfermedades infecciosas lo eran debido a la acción de seres microscópicos. Su trabajo permitió empezar a entender al fin las infecciones, el contagio, las epidemias, la prevención mediante la higiene y la vacunación y una notable mejoría en la calidad y cantidad de vida de los seres humanos en general.

Pero en un caso que marcó un hito en la historia de la investigación médica, el entusiasmo por la teoría de los gérmenes resultó no sólo injustificado, sino que retrasó el tratamiento de una terrible enfermedad.

A principios del siglo XX, la pelagra había adquirido proporciones epidémicas en los Estados Unidos. Se le conocía por su horrendo desarrollo, una sucesión de síntomas que provocaban a sus víctimas un enorme sufrimiento que se podía desarrollar a lo largo de tres o cuatro años hasta que llegaba al fin la muerte, con alteraciones que iban desde la pérdida de cabello y descamación de la piel junto con gran sensibilidad al sol hasta descoordinación y parálisis muscular, hasta problemas cardiacos, agresividad, insomnio y pérdida de la memoria.

El Servicio de Salud Pública de los EE.UU. comisionó en 1914 al doctor Joseph Goldberger, que estaba al servicio de la institución desde 1899, para que encabezara su programa de lucha contra la pelagra, que estaba afectando a la población del sur del país y, de modo muy especial, [...]

Los expedientes Occam : La guerra contra el frío [fuente]


03/01/2015

Somos animales tropicales que han invadido otras latitudes gracias a su tecnología. Pero, debajo de esa tecnología, seguimos siendo extremadamente vulnerables al frío.

Reconstrucción de la ropa
que llevaba Ötzi.
(Fotografía CC de Sandstein,
vía Wikimedia Commons)Imagínese cruzando los Alpes austríacos a unos seis grados centígrados bajo cero o incluso, posiblemente, una temperatura aún más fría.

Esa hazaña no es nada sencilla. El frío alpino diezmó al ejército de Aníbal en su cruce de los Alpes en el 218 antes de la Era Común durante la segunda guerra, pero no parece haber sido obstáculo para un hombre que murió allí hace algo más de 5.000 años no de frío, sino por una flecha disparada a su espalda. Sus restos son hoy una de las momias más famosas, Ötzi, el hombre de hielo. Su descubrimiento en 1991, gracias al deshielo del glaciar donde murió, nos permitió echar un vistazo sin precedentes a la vida de nuestros antepasados neolíticos.

Entre los objetos que se recuperaron junto al cuerpo del hombre de 1,60 de estatura y unos 45 años de edad destacaba su ropa, eficaz para protegerlo del frío: un gorro de piel de oso, chaqueta, taparrabos y leggings de piel de cabra cosida con los tendones del propio animal y unos zapatos de exterior de piel de ciervo aislados con capas de hierba y paja.

Probablemente estaba mejor equipado que los hombres de Aníbal, y vivía no muy lejos del punto donde fue emboscado y encontrado, y sabía cómo enfrentar las inclemencias del tiempo.

El frío es uno de los grandes enemigos de la vida humana, aunque algunas especies claramente florecen a temperaturas por debajo del punto de congelación. De hecho, según científicos que han estudiado la evolución humana,[...]

Los expedientes Occam : Libros para navidad [fuente]


31/12/2014

Comer sin miedo: Mitos, falacias y mentiras sobre la alimentación en el siglo XXI, J.M. Mulet, Destino

A veces parece que el mundo está dispuesto a decirnos cuán dañino y poco saludable es todo lo que comemos. Ya sea en Internet, en el taxi, en las reuniones de amigos, en la radio y la televisión, estamos rodeados de gente que nos informa que tal o cual alimento es en realidad un veneno peligrosísimo, una bomba de relojería cuyo consumo nos puede costar tiempo y calidad de vida. Y la solución que nos ofrecen, generalmente, incluye comer alimentos que llaman “naturales”, “orgánicos” o “ecológicos”

Pero la mayoría de quienes con toda buena fe nos informan de estos temibles peligros no tienen ni la más remota idea de cómo se obtienen esos alimentos, a duras penas han visto el campo en postales y lo más cercano a la agricultura que han hecho es germinar un par de alubias en la escuela cuando eran niños.

J.M. Mulet, investigador y profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia hace un recorrido por los grandes “miedos alimentarios” que conforman todo un zoo de leyendas urbanas y los desmonta explicándolos de manera amena y clara: ¿en realidad estamos envenenándonos con pesticidas, aditivos alimenticios y misteriosas sustancias químicas?, ¿los cultivos transgénicos causan daños a la salud?, ¿existen las dietas milagro?, ¿los alimentos “naturales” o “ecológicos” realmente son más sanos? La respuesta a todas estas preguntas es que no, pero lo fascinante es averiguar por qué, y descubrir que los alimentos que tenemos hoy a nuestro alcance son los más seguros de toda la historia de la humanidad y tenemos la seguridad científica de que podemos comer sin miedo y que la tecnología es lo más normal en nuestros alimentos desde la invención de la a[...]

Los expedientes Occam : La generación espontánea [fuente]


30/12/2014

Un debate milenario sobre el origen de los seres vivos se resolvió finalmente a lo largo de 200 años de experimentos elegantes y audaces.

Monumento a Lazzaro Spallanzani.
(Foto CC de Massimo Barbieri, via
Wikimedia Commons.)¿De dónde salen los seres vivos?

Esta pregunta parecería absurda hoy en día. Los seres vivos, sabemos, nacen de otros seres vivos. Siempre. La vida proviene de la vida y así ha sido desde su inicio, evolucionando de modo incesante y diversificándose de manera asombrosa.

Sin embargo, esto no era tan claro en la antigüedad. Ciertamente muchos animales nacían de otros, incluidos los seres humanos, pero se creía que ése era un caso especial, es decir, que había otras formas de crear seres vivos. Los babilónicos creían que los gusanos surgían espontáneamente del barro, los chinos pensaban que los pulgones nacían así del bambú y los indostanos creían que la suciedad y el sudor daban origen a las moscas.

Esta teoría de la generación espontánea la sintetizó Aristóteles diciendo que algunos seres vivos como muchos insectos emergían de “tierra o materia vegetal en putrfacción”. Y es que si aislamos un lugar donde no haya, digamos, gusanos o escarabajos, al cabo de cierto tiempo aparecían al parecer de la nada gusanos o escarabajos. Y si eso era válido para escarabajos lo podía ser para animales más grandes e incluso para seres humanos.

La hipótesis se mantuvo a lo largo de toda la antigüedad, la Edad Media y el Renacimiento. Todavía en el siglo XVII, el médico y químico flamenco Jan Baptist van Helmont, inventor de la palabra “gas”, publicó una receta para obtener ratones usando un frasco con granos de trigo y una camisa sucia de sudor. Había hecho el experimento y reportó asombrado que los ratones obtenidos con esta receta [...]

Los expedientes Occam : Aprender de los hilos naturales [fuente]


29/12/2014

La imitación de los productos de la naturaleza y su mejoramiento para atender a nuestras necesidades ha encontrado un obstáculo en los hilos producidos por humildes insectos y arácnidos.

Una tela de araña exhibe su resistencia perlada con gotas
de rocío. (Foto CC de Tiia Monto, via Wikimedia Commons)La tecnología ha sido capaz de sintetizar una gran cantidad de sustancias naturales, generalmente no demasiado complejas, para satisfacer necesidades que de otro modo quedarían cubiertas a medias. Algunas sustancias incluso se han mejorado, como es el caso del ácido acetilsalicílico de la aspirina, menos agresivo para el aparato digestivo que el ácido salicílico que se encuentra en la corteza del sauce.

Pero los productos mucho más complejos siguen presentando un desafío enorme para el conocimiento y la ingeniería. Las fibras artificiales que se han producido a partir de fines del siglo XIX, por ejemplo, han sido de enorme importancia en la industria del vestido y en la fabricación de productos como paracaídas, chalecos antibalas y, últimamente, en la producción incluso de carrocerías de automóviles y otros productos donde la fibra de carbono se utiliza como sustituto de metales y otros productos.

Muchas fibras artificiales, pues, han sido incluso superiores a las que tradicionalmente ha utilizado el ser humano para vestirse y otros fines, como el algodón, el lino, el yute, el ratán o el cáñamo. Pero hasta hoy no ha sido posible replicar sintéticamente de modo exacto las fibras naturales. Hay aplicaciones en las que son indispensables porque sus características siguen siendo únicas.

Las primeras fibras artificiales no eran totalmente sintéticas, ya que resultaban de procesar la madera y utilizar sus celulosa para transformarla. En el caso del rayón, es producto de la reac[...]

Los expedientes Occam : El Niño, la Niña y el mar [fuente]


28/12/2014

El clima, la atmósfera y los océanos, sus temperaturas y movimiento están estrechamente relacionados a nivel mundial, y una de las más claras expresiones de esta unión son los fenómenos de El Niño y La Niña.

Tabla de temperaturas anormales de la superficie del océano
durante El Niño de 1997. (Imagen D.P. National Centers
for Environmental Prediction vía Wikimedia Commons.)Cuenta el meteorólogo de Princeton George Philander que fueron anónimos marineros y pescadores peruanos quienes dieron el nombre de “El Niño” a una corriente de agua cálida que aparecía frente a las costas de su país, en el Océano Pacífico, hacia fines de año. El nombre se refería a la fecha de Navidad, como si la conmemoración del nacimiento de Cristo tuviera alguna influencia en las corrientes marítimas.

En 1891, la Sociedad Geográfica de Lima, Perú, publicaba un artículo de Luis Carranza señalando que se había observado esa contracorriente del Pacífico entre los puertos de Paita y Pacasmayo y especulando que el fenómeno seguramente tenía influencia en el clima de esa parte del mundo.

No fue sino hasta la década de 1960 cuando los meteorólogos tuvieron las observaciones necesarias para determinar que el fenómeno era mucho más extendido y complejo, y de alcances muchísimo mayores en la climatología del planeta.

El fenómeno es una gigantesca oscilación en la temperatura de la superficie del Pacífico en la zona del trópico, que puede variar hasta en 4 ºC, provocando cambios importantes en los patrones de vientos y lluvia del occidente de América del Sur. Este cambio ha sido mucho mejor entendido desde que en 1969

Actualmente, se conoce como “El Niño” a la fase cálida de la oscilación, aproximadamente, mientras que la fase fría ha sido llamada, por contraparte, [...]

Los expedientes Occam : Mary Anning, la hija del carpintero [fuente]


27/12/2014

Los fósiles encontrados, identificados y dados a conocer por esta mujer trabajadora británica dieron forma al trabajo de la paleontología del siglo XIX.

Dura antiquior, pintura de Henry De la Beche, 1830.
(Imagen D.P. Museo de Sedgwick vía Wikimedia Commons.)La imagen está sobrepoblada. Dos pterodáctilos se atacan en el cielo. Un ancestro de los cocodrilos está al borde del agua, donde una abigarrada colección de ictiosaurios, plesiosaurios, tortugas, peces, calamares y algunos seres prehistóricos más fantasía que reconstrucción paleontológica, se dedican principalmente a comerse unos a otros,

Se trata de una acuarela de 1830, “Duria antiquior” o “Un Dorset más antiguo”, por la región de la costa sur de la isla de Gran Bretaña. Su autor fue el pintor y geólogo Henry De la Beche y fue el primer intento de la historia en tratar de representar la vida prehistórica según la evidencia fósil disponible. Y gran parte de ella había sido encontrada, identificada, descrita, dibujada y reconstruida por Mary Anning, que ya por entonces era considerada la mayor experta en hallazgos de fósiles del mundo, pese a tener apenas 31 años de edad.

Mary Anning nació en en 1799 en la costa de Dorset, en el pueblo de Lyme Regis, hija de un carpintero de la localidad llamado Richard y de su esposa Mary, de cuyos hijos sólo sobrevivirían Mary y su hermano Joseph.

Lo que hoy es Lyme Regis estuvo, hace 200 millones de años, cerca del Ecuador, en el fondo de un mar cálido y lleno de vida. Muchos animales se vieron enterrados en el fondo lodoso y se fosilizaron mientras la zona migraba hasta su actual posición. Lyme está por tanto rodeado de los acantilados en que se convirtió ese fondo marino lodoso, verdaderas minas de fósiles.

El padre de Mary dedicaba parte de su tiem[...]

Los expedientes Occam : Nuestro cambiante cerebro [fuente]


26/12/2014

Una vez más, algo que los datos parciales indicaban que era irreversible, incurable y definitivo resulta no serlo. Y entonces es posible que los ciegos vean y los paralíticos anden, entre otras cosas.

"El cirujano" de Jan Van Hemessen muestra cómo se buscaba
alterar el comportamiento extrayendo la "piedra de la locura"
una forma de charlatanería común en el siglo XV-XVI.
(Imagen D.P. Museo del Prado vía Wikimedia Commons.)En el otoño de este 2014, los diarios dieron la noticia de que un hombre de 40 años, paralizado después de un ataque con un cuchillo, había podido caminar con ayuda de una andadera gracias a una innovadora cirugía experimental.

Las parálisis, como la que sufrió este paciente, se producen cuando se interrumpe la comunicación de nuestro sistema nervioso central con los músculos encargados del movimiento. Es decir, la persona puede pensar en moverse y puede enviar las señales necesarias para efectuar el movimiento. En condiciones normales, los impulsos nerviosos para el movimiento viajarían de hasta las neuronas motoras de la médula espinal, cuyos largos axones se extienden a lo largo de las vías nerviosas hasta tocar las células de los músculos, donde el impulso nervioso de cada neurona provoca que una célula motora se contraiga. Actuando concertadamente, las neuronas motoras consiguen que se contraigan los músculos con un control tan delicado como el de una bailarina o un neurocirujano.

Cuando hay una lesión, generalmente a nivel de la médula espinal, de donde parten los nervios que controlan todo el cuerpo, esos impulsos nerviosos no llegan a los músculos. Los nervios se han cortado y no se pueden regenerar.

Pero los nervios seccionados no sólo transmiten los impulsos del sistema nervioso central a los músculos en el c[...]

Los expedientes Occam : Exoplanetas [fuente]


25/12/2014

Planetas alrededor de otras estrellas. Planetas que pueden tener vida. Sin embargo, esos planetas, que hoy son una multitud que aumenta día a día, hasta hace poco eran sólo un sueño.

Interpretaciones artísticas de exoplanetas halllados por el
sistema HARPS. (Imagen D.P. European Southern
Observatory via Wikimedia Commons.)Se han identificado casi 2 mil planetas fuera de nuestro sistema solar, además de otros 3 mil candidatos, que forman parte de sus propios sistemas solares y giran alrededor de numerosos soles, algunos parecidos al nuestro, que nos pueden enseñar mucho sobre cómo evolucionan los sistemas solares, y donde incluso podía haber vida.

Fue Giordano Bruno, fraile quemado por sus ideas heréticas, quien en 1584 propuso que en nuestro universo había “incontables soles, e incontables tierras todas girando alrededor de sus soles”. Ya los antiguos griegos especulaban sobre otros mundos donde hubiera vida y, en el siglo II, Luciano de Samosata escribió su libro Verdadera historia, según muchos la primera obra de ciencia ficción de la historia, donde viajaba a la Luna y conocía a sus habitantes.

Pero la idea especulativa de Giordano tenía por primera vez un sustento fáctico con la teoría de Copérnico. Desde entonces, escritores de ciencia ficción, científicos y personas comunes han tratado de imaginar cómo serían esos mundos y, sobre todo, cómo podría ser la vida que se desarrollara en ellos. Por eso la vida extraterrestre es uno de los temas esenciales de la ciencia ficción incluso hoy, cuando la gente se acerca a ese género principalmente a través del cine.

Esto oculta el inquietante hecho de que, hasta hace muy poco tiempo, no sabíamos si existían tales planetas.

Para empezar a buscar siquiera a otros planetas fue[...]

Los expedientes Occam : De geología y evolución [fuente]


23/12/2014

Una de las más contundentes evidencias que confirman que la evolución de las especies ha ocurrido comenzó con una observación tan sencilla como audaz.

La dorsal mesoatlántica. (Foto D.P de National Oceanic
and Atmospheric Administration via Wikimedia Commons)Existe una población de tortugas verdes, unas enormes tortugas marinas que se encuentran en aguas tropicales de casi todo el mundo, que habita en la costa de Brasil y que tiene la peculiar costumbre de que, para reproducirse, nada una impresionante distancia de 2.000 kilómetros hasta la Isla de Ascensión, a la mitad del océano Atlántico entre Brasil y África, en la cordillera que lo recorre de norte a sur, la llamada Dorsal Mesoatlántica.

La pregunta razonable que cualquier biólogo se hace ante un fenómeno así es ¿por qué ocurre? Estas tortugas se reproducen en playas cercanas a las de su nacimiento, aunque viven la mayor parte del tiempo en el mar, cerca de costas que pueden estar relativamente alejadas de su costa natal, generalmente en islas donde entre otras cosas hay menos depredadores de sus nidos. Pero la distancia que viajan las tortugas de la isla de Ascensión es muchísimo mayor que la habitual entre otras de su especie.

La respuesta a esta pregunta se encuentra en una observación que hizo a principios del siglo XX el geofísico alemán Alfred Lothar Wegener: la plataforma continental de Suramérica parecía que podía encajar con extraordinaria precisión en África. Y la Antártida, Australia, la India y Madagascar parecían piezas de un puzzle alrededor del extremo sur de África. Cierto, no fue Wegener el primero en notar este curioso hecho, que ya se había registrado en el siglo XVI conforme se iban haciendo los primeros mapas detallados del mundo que se iba descubriendo, literalmente, día a día. Pero[...]

Los expedientes Occam : Impresión 3D: de curiosidad a promesa de vida [fuente]


22/12/2014

Cuando la tecnología se pone al servicio no sólo de la industria y de la diversión, sino de la felicidad, podemos hablar, inequívocamente, de progreso.

Impresora en 3D, 2014
(Foto CC via Wikimedia Commons)En 2013 comenzaron a aparecer en las noticias pacientes, principalmente niños, con prótesis de manos funcionales e incluso divertidas, de colores vivos o que imitaban a algún superhéroe como “Ironman”.

Y, lo más sorprendente, estas prótesis costaban decenas o cientos de euros, comparadas con las prótesis habituales de hasta decenas de miles de euros.

Los responsables: unos dispositivos que prometen convertirse en una presencia tan común en el hogar como la impresora y el ordenador: la impresora en 3D. Se trata de máquinas capaz de usar un archivo de instrucciones para crear con ellas un objeto físico, como una impresora en papel plasma los trazos o fotografías de un programa de manipulación de imágenes o diseño.

La impresión en 3D no esculpe, retirando material de un bloque, sino que va depositando material en capas sucesivas para dar forma al objeto, por lo que se conoce también como “fabricación aditiva”.

Esta idea la llevó a la práctica en 1984 Charles, “Chuck” Hull, al patentar la estereolitografía. Esta forma de impresión usa un cabezal de luz ultravioleta que “dibuja” cada capa en un depósito lleno de un fotopolímero que se “cura” o endurece en presencia de la luz. Una plataforma hace descender la capa para que se haga la segunda sobre ella y así sucesivamente. Poco después se empezarían a utilizar otros materiales, desde resinas y plásticos hasta metales y cerámicas, otros medios, como el láser o el calor, y otros procedimientos para lograr la impresión, como boquillas que depositan directamente materiales [...]

Los expedientes Occam : Karl Landsteiner, los tipos sanguíneos y el virus de la polio [fuente]


21/12/2014

Nuestro sistema inmune nos defiende de amenazas externas, pero puede volverse contra nosotros. El conocimiento de nuestra sangre, inmunidad y enfermedades fue la pasión de un médico austríaco.

Karl Landsteiner en la década de 1920.
(Foto de la National Sciences Academy
via Wikimedia Commons)En 1628, William Harvey describió por primera vez la circulación sanguínea completa, basado en antecedentes como el de Miguel Servet, que había descubierto la circulación pulmonar en 80 años antes. Poco después se intentó por primera vez transfundir la sangre de una persona a otra. La idea era reponer la sangre perdida con la de otra persona. Los intentos fueron terribles fracasos que provocaban la muerte del paciente.

Fue en 1655 cuando Richard Lower realizó la primera transfusión exitosa entre perros: desangró a uno casi hasta la muerte y lo revivió con sangre de otro. En 1667, el francés Jean-Baptiste Denis logró transfundir sangre de una oveja a dos personas, logrando que los tres sobrevivieran.

Qué era la sangre y por qué las transfusiones podían ser mortales resultaba un misterio en ese momento. Apenas se habían descubierto, poco después de Harvey, los glóbulos rojos o eritrocitos por parte de Jan Swammerdam, un pionero holandés de la microscopía. Ante los fracasos, la idea se olvidó hasta el siglo XIX, donde hubo experimentos, incluso escalofriantes como el intento de hacer una transfusión de leche de cabra al aparato circulatorio de un ser humano. Sólo hubo un caso exitoso registrado, cuando el ginecólogo inglés James Blundell, en 1818, salvó la vida a una paciente después de parir con una transfusión.

¿Qué determinaba que una transfusión fuera exitosa o resultara mortal para el receptor? La respuesta llegó hasta 1901 de la mano de un médico au[...]

Los expedientes Occam : La muerte de las estrellas [fuente]


20/12/2014

Las estrellas, como los seres vivos, nacen, se desarrollan y mueren. Pero sólo se reproducen después de su muerte, dando origen a otros cuerpos estelares.

La nebulosa de la hélice es lo que queda de la muerte de una
estrella similar a nuestro sol, con una enana blanca en su
centro. (Foto CC Spitzer Space Telescope NASA vía
Wikimedia Commons) Uno de los acontecimientos más emocionantes para la comunidad de astrónomos es la aparición de una supernova en los cielos, una explosión cósmica colosal que es el más espectacular final que puede tener una de una estrella. En la historia humana se habrán podido ver quizá unas mil supernovas, nada más, la primera de ellas registrada por los astrónomos chinos en el año 184 de la era común.

La fuerza de una supernova es suficiente para crear todos los elementos naturales que tienen más protones que el hierro, ya que consigue que se fusionen los núcleos de los elementos que se forman en el interior de las estrellas dando lugar a otros más pesados. Todos los elementos con más de 26 protones han sido creados en supernovas.

Lo que resulta sorprendente en un principio es que las estrellas no sean eternas o, al menos, que no todas hayan surgido en los inicios del universo hace unos 13.800 millones de años. Ciertamente hay algunas estrellas que se calcula que tienen esa edad, pero la mayoría de las que podemos observar y cuyas edades podemos estimar tienen entre mil y diez mil millones de años.

Las estrellas, entonces, existen a lo largo de un ciclo que va desde su nacimiento hasta su muerte. Y todo el ciclo depende de la cantidad de masa que tenga cada una de ellas.

Todo comienza en una nube de materia. Y la materia más abundante del universo, como descubrió la cosmóloga Cecil[...]

Los expedientes Occam : Que invente Unamuno [fuente]


19/12/2014

Miguel de Unamuno en 1930. (Foto D.P.
anónima vía Wikimedia Commons)Todo el pensamiento de Unamuno respecto de la ciencia, el progreso y el conocimiento se ha resumido en una sola frase tomada de su vasta obra: “¡Que inventen ellos!”

La frase así, por sí misma, se puede interpretar de varias formas.

“Me da pereza inventar, que inventen ellos.”

“Carezco de los medios necesarios para inventar, que inventen ellos.”

“No creo en los beneficios de la invención, que inventen ellos.”

“Yo cumplo mi función en el mundo, y no es la de inventar, que inventen ellos.”

Estos ejemplos bastan para ver que sin un contexto mayor, la frase en sí misma no significa demasiado. Y quizás por eso ha sido utilizada y citada en apoyo de afirmaciones incluso contradictorias.

La primera pregunta que habría que responder para determinar cuál es el sentido que probablemente Unamuno quiso darle a su frase es la que nos sugiere precisamente la diversidad de interpretaciones que tiene: ¿era Unamuno enemigo de la ciencia y la técnica?

Curiosamente, la respuesta depende del momento al que hagamos referencia, acudiendo a la definición del contemporáneo y frecuente adversario de Unamuno, Ortega y Gasset, “yo soy yo y mi circunstancia”, Unamuno fue distinto en distintas circunstancias.

Antes de 1897, Unamuno era radicalmente favorable a la ciencia. Según cuenta Josep Eladi Baños en su ensayo de 2007 “Cien años de ¡Que inventen ellos!”, hasta entonces el filósofo era un positivista, un convencido de que la ciencia lo podía todo, tenía todas las respuesta, físicas y metafísicas, que el hombre pudiera plantear, sin pensar en que hay preguntas que según como se formulen son simplemente imposibles de responder. La pr[...]